Televisión por cable vs. satélite:

La televisión por satélite o por cable son dos opciones que llevan bastantes años luchando por la hegemonía, sin que podamos destacar un claro ganador. En este artículo pretendemos hacer una comparativa entre las ventajas de las características que nos ofrece uno y otro, pretendiendo que el usuario consiga elegir conociendo realmente lo que está contratando.

A continuación, exponemos una lista de las diferencias más patentes entre las dos tipologías

Disponibilidad

Antes el principal problema de la televisión por satélite era que resultaba complicado encontrar empresas que ofreciesen televisión vía satélite, pero eso actualmente no tiene nada que ver, ya que esta opción está disponible en la mayoría de las ciudades, y ofrecen una programación de calidad, solamente interrumpida por los problemas que el clima pueda ocasionar a su transmisión

La televisión por cable llega a cualquier hogar en el que pueda realizarse una instalación de cables, mientras que en el caso de la tv satélite nos ofrecen un servicio, siempre y cuando las casas tengan vista despejada al cielo, para conseguir la transmisión continua entre la parabólica y el satélite y entre la parabólica y su receptor.

Permisos

La instalación de una antena parabólica no es algo sencillo, no por la dificultad de la instalación, sino por los permisos que se requieren para hacerlo, ya que la comisión de comunidades (Federal Communications Commission, FCC) ha decidido endurece la regulación en esta materia. Por lo tanto, si está alquilado debe tener en cuenta la aprobación del propietario del piso, de la asociación de propietarios o el propietario del edificio o en su defecto de toda la comunidad de vecinos, para poder poner su antena parabólica para disfrutar de su nueva y amplia programación. En otras palabras, tendrá que tener muy en cuenta las ultimas regulaciones antes de instalar una antena.

En el caso de la tele por cable, es bien distinto, ya que los permisos para la instalación son casi inexistentes, por lo que no es un paso al que haya que prestar a penas atención.

Instalación

Con respecto a la instalación propiamente dicha, en el caso de la televisión por cable, puede hacerlo usted mismo o un profesional, pero es distinto en la otra opción ya que la instalación de la antena parabólica necesita de un profesional, para conseguir colocarla de manera adecuada y siguiendo los protocolos de seguridad.

Una empresa con amplia experiencia en el sector, es Telejara, con los que se puede contactar a través de su página web www.telejara.es donde podrá informarse de todos los servicios que ofrecen y solventar cualquier duda que les surja.

Equipos necesarios

Los equipos que vamos a necesitar son un coste adicional y debemos valorar la viabilidad de la suscripción evaluando también ese coste.

La televisión por cable requiere un decodificador que normalmente está incluido en tu suscripción y en otras permiten su alquiler.

El servicio de televisión por satélite requiere antenas parabólicas, que se instalarán de manera fija en el exterior, en muchas empresas el equipo no está incluido y en otras es alquilado hasta el fin del contrato con la compañía, a la que se le tendrá que devolver y hacerse responsable de cada daño que el equipo haya sufrido. Además, también se hace responsable de los daños que la antena pueda ocasionar en el edificio, en el techo, las tejas, pared…

Mantenimiento

El mantenimiento que necesita la instalación de la tele por cable es nulo, al igual que en el caso de la televisión por satélite, pero aun así esta segunda puede necesitar algo más de cuidado, por ejemplo, cuanto las antenas se muevan de su lugar debido al temporal, será el propietario el que debe encargarse de recolocarla y ajustarla, para seguir viendo su programación

Be the first to comment on "Televisión por cable vs. satélite:"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*