Qué no debe hacer nunca con las fregadoras de suelos

Todos sabemos en mayor o en menor medida qué son las fregadoras de suelos y para qué se utilizan. Se trata de máquinas que friegan los pavimentos mediante la acción de unos cepillos y una solución química de agua más detergente. Los cepillos levantan la suciedad del suelo y la transportan hasta un depósito en el interior de la máquina, mientras que la solución química higieniza y desinfecta el pavimento. En definitiva, las fregadoras de suelos (podéis ver diferentes modelos de fregadoras aquí http://www.dibosch.com/ES/1183/fregadoras.html) sirven para sustituir el tradicional barrido y fregado, algunas incluso el secado. Eso es lo que podemos hacer con ellas; pero ¿qué no podemos hacer?

Estas máquinas están diseñadas para ser usadas en centros comerciales, industriales, sanitarios, educativos… en definitiva, espacios de interior, cerrados o cubiertos. Por tanto, lo primero que no debemos hacer es utilizarlas para trabajar en el exterior, como por ejemplo bajo la lluvia, ni guardarlas en zonas húmedas o con agua.

Es muy importante no echar agua ni cualquier otro líquido por encima de las fregadoras de suelos. Por eso, además de evitar la lluvia, debemos evitar el contacto con cualquier otro líquido, de modo que no dejaremos ningún recipiente ni envase que contenga líquidos encima de la máquina, porque se podría verter en ella. Asimismo, en caso de que la máquina se incendiara, recuerde apagar las llamas con un extinguidor de polvo, no con agua.

Es fácil limpiar superficies llanas con las Es muy importante no echar agua ni cualquier otro líquido por encima de las fregadoras de suelos. ¿Pero se os ha ocurrido pensar qué haréis al llegar en esa bajada o pendiente que hay en medio de vuestro suelo? No podemos pasar las fregadoras de suelos en cualquier tipo de pavimento inclinado, es más, algunas no pueden usarse en terrenos con desniveles. Según el modelo, servirá o no. Por eso, antes de probarlo, sed cautos y mirar hasta qué grados de inclinación se puede utilizar.

Parece algo lógico, pero vamos a remarcarlo porque es uno de los aspectos clave que no debemos hacer nunca. Se trata de manipular las fregadoras de suelos cuando están encendidas. Antes de realizar cualquier tarea de mantenimiento o a la hora de cambiar sus accesorios, apague la máquina y desenchúfela o sáquele las baterías.

Otro aspecto a considerar es que las fregadoras de suelos están pensadas para eso, para fregar los suelos, básicamente en condiciones normales (con polvo común y suciedad más o menos incrustada). No las utilice para trabajar con líquidos o polvos inflamables o peligrosos..

Be the first to comment on "Qué no debe hacer nunca con las fregadoras de suelos"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*